Dime si en medio de una crisis no te has sentido atrapado, sin salida, confundido, desorientado y sin tener claro qué hacer.

En el estado de confusión que una crisis genera, la mente prende las alarmas porque está ante algo desconocido y desagradable. Lo que todos solemos hacer por defecto es actuar a partir de patrones conocidos. Incluso hay unas maneras de responder a una crisis que la mayoría de personas tenemos un común:

¿Qué es común experimentar en medio de la confusión?

  1. Experimentar un dolor, un vacío el cual sientes que no tiene cómo sanar.
  2. Preguntarte: ¿Por qué a mi?,  ¿Por qué ahora?, ¿Y ahora qué voy a hacer?
  3. Buscar explicaciones: “Si hubiese…”
  4. Buscar culpables.
  5. Perder una parte de la identidad.

Ante una crisis, es completamente natural sentir dolor, cuestionar lo que sucede, intentar encontrar explicaciones que te otorguen tranquilidad, culpabilizar a otros desde tu dolor y esencialmente sentir que has perdido algo importante de ti. En términos existenciales, el YO queda en puntos suspensivos: ¿ahora quién soy?

El duelo y la confusión son partes muy válidas de experimentar una crisis. También es muy normal pensar y decir cómo podías haber hecho las cosas de manera diferente, para no llegar al punto en que te encuentras.

Pero, esa es una forma de culparte a ti mismo. Además, quedarte en esa mirada no te puede sacar adelante, solo te reafirma cuán mal se siente esta situación.

¿Qué hacer para salir victorioso de una crisis?

A continuación te comparto algunas estrategias que he ido aprendiendo en el camino y he ido poniendo en práctica. Tal vez te ayuden a ti también a pasar de sentirte en un océano de confusión a encontrar tu camino nuevamente.

  1. Aceptar: que sucedió la situación en cuestión. Entre más te demores en aceptar más prolongado es el sufrimiento.
  2. Transitar: por la emociones que emergen. ¿Qué sientes? ¿Rabia?, ¿Miedo?, ¿Angustia? ¿Otra? Incluso el llanto es completamente natural, y hace parte de sanar, así que no lo reprimas.
  3. Identificar: pensamientos negativos dominantes. Estos no te hacen bien y menos en ese momento de confusión porque te hacen ver todo más negativo y sin opciones para salir adelante.
  4. Preguntarte: No sólo ¿por qué?, sino ¿para qué me sucedió esto? ¿Qué tiene para enseñarme?
  5. Actuar: no basta con quedarte lamentando lo sucedido, es necesario que tomes acción. ¿Qué opciones tengo?, ¿Qué es lo mejor de mi que puedo desplegar en esta situación difícil?
  6. Buscar ayuda de ser necesario: tu red de personas cercanas en quienes confías, tu familia o un profesional de la ayuda.

Sé que para muchos estos puntos pueden ser realmente difíciles. ¿A quén no? La mente puede hacerte creer que no hay solución, ni forma de salir del estado en que te encuentras. Puede hacerte creer que estás solo y no hay quien pueda ayudarte. Pero esto nunca es cierto.

La respuesta está dentro de ti

Si tomas la decisión de no dejarte apabullar por la confusión, la crisis te llevará a tu centro, donde no hay temor, no hay dudas y están las respuestas a las preguntas que la vida te está haciendo en ese momento.

Se requiere de mucha valentía elegir pensar y actuar diferente, pero puedo asegurarte que las ganancias serán madurar y ser más sabio.

Me gusta mucho una frase de Joseph Cambell, autor del libro El camino del héroe: “Las oportunidades de encontrar poderes más profundos dentro de nosotros mismo vienen cuando la vida parece más difícil”.

Estas palabras traen consigo mucha sabiduría. Los mayores aprendizajes, crecimiento personal y autorealización las traen generalemente las crisis. Si miras en retrospectiva tu vida y te preguntas en qué momentos has experimentado mayor crecimiento personal, de seguro será en momentos de crisis. Las crisis son invitaciones a subir a otro nivel de consciencia y existencia de vida.

Además que, es increíble como en situaciones de dificultad pueden aparecer ayudas que parecen enviadas del cielo. Es confiar que Dios, el universo y la vida están contigo, y te están proponiendo a que por ejemplo: descubras tu misión en la vida, crezcas espiritual y personalmente, sueltes situaciones que no te hacen bien, y cuides lo que realmente es importante en tu vida.

Cuando trabajas en tu crecimiento personal en momentos de crisis, los cuales ocurren muchas veces en la vida, llegas más fácil a tu centro. De modo que, mi invitación para ti hoy es que de manera consciente y voluntaria elijas emprender tu camino de autoconocimiento y construcción de tu identidad más genuina y auténtica.

Recuerda que lo que ocurre en tu vida, más que nada depende de ti.

Evelyn Ramírez David
Coach Existencial, Logoterapeuta
IG: @vidaconsentido.co

Si te gustó, ¡compártelo!
Categorías: Artículos

6 Comentarios

Yamile Ramirez David · Febrero 28, 2019 en 11:16 pm

Cuando leo artículos como este logro comprender que no soy la única que reacciona de una u otra forma y que es más común de lo que me imagino, que lo que marca la diferencia es la manera de afrontar las dificultades, como dirian las abuelas…. sacando fuerza de flaquezas, o con lo que ahora llaman inteligencia emocional! Gracias por las pautas para enfrentar las crisis desde otra perspectiva!

    Evelyn Ramirez · Marzo 3, 2019 en 4:35 pm

    Muchas gracias a ti por compartir tu sentir con este artículo. Y como dices, lo que marca la diferencia es cómo afrontamos las dificultades. =)

LUIS EDUARDO ESPINOSA MORENO · Marzo 3, 2019 en 11:05 am

Excelente!!. Me sirvió poniendo en práctica cada uno de estos sabios consejos. Felicidades muy buena publicación!

    Evelyn Ramirez · Marzo 3, 2019 en 4:36 pm

    Gracias Luis! Me alegra mucho que haya sido de utilidad para ti lo que en este artículo comparto. Aunque algunas cosas parezcan obvias en la vida, a veces necesitamos que otros nos hagan ver lo que en un momento de dificultad no vemos tan fácilmente. =)

AdriM · Marzo 10, 2019 en 11:46 pm

Que buen artículo, me encanta cómo enfocas y argumentas todo lo escrito, gracias por seguir compartiendo tu sentir y tus pensamientos!!!.
Igualmente de acuerdo contigo, cada vez que tenemos esos momentos de crisis que nos generan confusión, hacen parte de la movilización de cambio hacia un mayor autoconocimiento y construcción de nuestro ser que a su vez se puede volver oportunidad de ver más opciones y porque no reinventarnos, al final son instantes que no duran toda la vida aunque en esos momentos no lo vemos, pero al final nunca es tarde para ver más allá y poder estar con nosotros, así que interesante tomar la invitación qué haces en tu escrito emprender el camino interno con nuestro ser y construir. Abrazos 🤗

Johanna · Mayo 29, 2019 en 11:40 am

Gracias por compartir estas estrategias para ver de manera diferente la crisis y encontrar caminos que nos pueden llevar a resolver situaciones que jamás esperábamos afrontar.
Hoy me llevo esta frase: “Las oportunidades de encontrar poderes más profundos dentro de nosotros mismo vienen cuando la vida parece más difícil”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *