Parece increíble que se nos haya pedido quedar en casa, aislados de los otros y del resto del mundo. Para algunos significa estudiar o trabajar desde casa y para otros puede sentirse como que la vida se detiene.

El causante, un virus que ha recorrido el mundo entero y ha llenado a las personas de miedo. 

Hoy todo se siente en absoluto silencio, salvo el ladrido de algunos perros que se escuchan a lo lejos de mi casa. Puede ser inquietante que hayamos llegado a este estado, cuando el mundo hasta ahora, ha parecido no detenerse, todos vamos corriendo cumpliendo metas, proyectos y respondiendo a las demandas externas y algunas internas que nos hemos puesto.

Y si bien es una invitación a resguardarnos como medida de prevención, yo la veo también como una invitación a volver a nosotros y lo esencial. Es reconocer que en nuestras manos está la actitud que elegimos vivir este momento. Tú eliges llenarte de miedo, o descubrir las oportunidades que trae esta situación y hacer de esto un momento significativo.

Foto: Mis gatos Matías y Tila en casa.

¿Qué acciones podrían ayudarte a conectarte contigo y los demás de manera distinta? 

Aquí te comparto algunas que yo en particular he estado practicando.

  1. Hacer ejercicio en casa. El gimnasio al que asisto ha cerrado como medida de precaución, por lo que decidí para seguir estando en forma y conectada con mi cuerpo hacer cada día una sesión corta de yoga. El yoga tiene muchos beneficios como aprender a respirar, mantener la calma, ganar flexibilidad y equilibrio, entre otros. De acuerdo a lo que quieras hacer ya sea ejercicio tranquilo o intenso puedes encontrar varias opciones. Yo en lo personal sigo a una instructora que me parece tiene un poco de todo, ya seas principiante o avanzado, de modo que elijo de acuerdo a lo que quiera trabajar en ese momento.. Ella se llama Elena Malova por si la quieres buscar.
  2. Leer. Reconozco que este hábito lo tengo muy bien desarrollado desde hace un tiempo, leo cada noche un poco del libro en turno y así leo durante todo el año. Adicional, la biblioteca en la que tengo un Club de Lectura ha cerrado sus servicios también y eso ha hecho que el club de lectura esté en pausa. Mi invitación es que leas desde casa algún libro de tu interés. Esta es una idea genial para leer en familia, tengamos niños, adolescentes o solo adultos en casa. Leer en comunidad da la opción de compartir sentires, opiniones y nos nutre el espíritu y hace que los más pequeños desarrollen el hábito de la lectura y mejore su rendimiento escolar.
  3. Preparar los alimentos en casa. Así vas a estar confiado de saber qué estás ingiriendo. Que sea una oportunidad para cocinar en familia. ¿Te faltan ideas? ¿qué tal probar nuevas recetas? En internet consigues una infinidad de ideas. A mi me gusta seguir varias opciones pero en este momento te recomiendo a un chef que prepara platos sencillos, saludables y rápidos. Su nombre es Gypsy Chef por si lo quieres ver.  Procura que sean lo más saludables posibles, es momento de tener tu cuerpo lo más fortalecido y sano para que tu sistema inmune funcione bien y no te enfermes. 
  4. Organizar tu espacio. Este puede ser el momento para organizar el cuarto de San Alejo como se le dice a aquel lugar de la casa lleno de cosas y que no ves hace rato, salvo para seguir llenándolo de cosas sin uso. Que sea el momento de clasificar qué mantener y qué podría ser usado por otros. Hay muchas fundaciones que, cuando pase esta crisis, recibirán agradecidos tus cosas para que alguien más las aproveche. Una que conozco y estarán encantados de recibir tus cosas sería la fundación Fel Sonrisas Especiales ubicados en la Vereda Bojacá en Chía, Cundinamarca.
  5. Evita estar todo el tiempo viendo y leyendo noticias e información relacionada con el virus. Hay muchos sitios que lo que generan es desinformación. Ve a fuentes confiables, y si tienes que mirar las noticias, elige una pequeña fracción del tiempo al día para leer al respecto. Así ayudas a tu mente a que no esté rumiando un pensamiento que te llena de estrés y ansiedad. Toma las medidas del caso para evitar contagio, como por ejemplo quédate en casa y mantén la limpieza de tu cuerpo y tu lugar físico.
  6. Mantener el contacto con los que nos importan. Se hace más valioso ahora que en cualquier otro momento. Escribe o llama a los tuyos para saber que están bien e intenta hablar de temas agradables y no quedarte solo en lo atemorizante que puede ser este momento.
  7. Es momento de disfrutar con las mascotas. Asegura que ellos también tengan sus espacios dentro del hogar limpios, como areneras para el caso de gatos, tazas, comida y agua fresca.
  8. Saber disfrutar del tiempo de ocio. Retoma esa actividad que por falta de tiempo has dejado de hacer. Pintar mandalas ayuda a aquietar la mente por ejemplo y cuidar del jardín es una forma de desestresarse. Recientemente escribí un artículo relacionado con el tema y te lo dejo aquí para que lo puedas leer: Aprendiendo a darnos tiempo libre.
  9. Si estás trabajando desde casa, dispón de un lugar que tenga iluminación y sea agradable y cómodo para el trabajo. Organiza tu tiempo definiendo las tareas a realizar y el tiempo que requiere hacerlas. Haz pequeñas pausas después de cada tarea y por qué no, date una pequeña recompensa para mantener la buena energía y actitud.
  10. Retomar aquel estudio de idiomas que dejaste o fortalecer tus conocimientos en algún campo. Ahora es el momento y hay muchas opciones online.

Foto: El jardín de mi casa en un día lluvioso

Por último y sin ser menos importante, No tengas miedo, que este puede ser mucho más peligroso y dañino que el mismo virus. Alimentar pensamientos negativos, fatalistas y de miedo baja nuestro sistema inmune, lo que hace que estemos más expuestos. Toma las medidas del caso para estar a salvo y sano, pensando que hay otros como tú que también requieren estar abastecidos de alimentos y productos de aseo. Sobretodo pensando optimistamente que esto también va a pasar, ojalá dejándonos más conscientes y mejores seres humanos.

Esta es una muy buena oportunidad de crear hábitos más saludables para tu futuro. ¿Qué hará falta que hagas para mantener tu mente y cuerpo sano? ¿Qué otras ideas se te ocurren para este momento?

Te leo.

Evelyn Ramírez David
Coach Existencial
IG: @vidaconsentido.co

 

 

 

Si te gustó, ¡compártelo!
Categorías: Artículos

7 Comentarios

Adri · Marzo 21, 2020 en 4:03 pm

Eve que 😊 bien y agradable este artículo práctico y con reflexiones que hacen que cada día nos llenemos más de conciencia y recobremos desde lo mínimo
e importante que se tiene en nosotros mismo, este encuentro con nuestro ser es fundamental y de ahí con otros y de paso llenarnos de energía vibrante con positivismo y por qué no reinventarnos, gracias Eve por compartir estos escritos maravillosos qué sueles hacer!!! Abracitos

    Evelyn Ramirez · Marzo 25, 2020 en 2:23 pm

    Encontrarnos a nosotros mismos en medio de esta situación que se nos presenta y elegir la actitud que mejor le vaya oara afrontarlo. Abrazos

Sandra Valenzuela · Marzo 25, 2020 en 9:30 am

Excelente artículo querida amiga! Aprovechar este tiempo donde un agente externo nos obliga a quedarnos adentro, a ir a casa, que nos pueda servir como invitación para “mirarnos adentro de cada uno de nosotros”, a sentirnos, a tener “charlas con uno mismo” a fin de conocernos un poco más en profundidad; aprovechando este tiempo en que por un microorganismo se nos obliga a hacer STOP, a bajarnos de la rueda de hámster en la que muchas veces estamos subidos y corriendo prácticamente sin saber a dónde, ni por qué, y olvidándonos de lo que realmente importa, la VIDA propia, de quienes amamamos y de cada SER sintiente sobre este bello planeta… Mi invitación si me lo permites amiga, es a tomarse unos minutos en diferentes momentos del dia, respirar y cerrando los ojos preguntarnos: “como me estoy sintiendo ahora”; y simplemente acompañar ese sentir, sin juzgar, sin hacer conclusiones, ni buscar explicación, solo permitiendonos ESTAR CON ESO EN NOSOTROS QUE SIENTE…

Johanna Torres · Marzo 25, 2020 en 2:19 pm

Excelente artículo. Me encanta la practicidad de las recomendaciones. Tener la mente en positivo nos ayuda a dejar de lado la situación y enfocarse en uno mismo. Sea este el momento ideal para conectarnos con nosotros mismos y reinventarnos

    Evelyn Ramirez · Marzo 25, 2020 en 2:24 pm

    Confiando que al pasar esta emergencia seamos mejores seres humanos, más conscientes y responsables del impacto de nuestras decisiones en nosotros mismos y los demás

Yamile Ramírez David · Abril 8, 2020 en 10:03 am

Me encantó, como todo lo que escribes, es una manera relajante de describir situaciones o momentos que en otras palabras serían demasiado estresantes al igual que las circunstancias que estamos viviendo en este momento. En mi caso ha sido un poco desgastante y han habido momentos en los que sencilla y literalmente no quiero hacer nada de nada. Han sido ya demasiados días en casa, trabajando, soy docente y no he parado, ayudando a mis niñas quienes también tuvieron muchas tareas del colegio por resolver y enviar a sus profesores, y finalmente viendo como mi esposo, docente universitario, permanece días enteros pegado a su pc. en clases virtuales con sus estudiantes. Por otra parte, mi rol de madre sigue teniendo el mismo protagonismo con todo lo concerniente a la casa y la verdad, a veces me siento rendida y sin aliento de hacer nada, sólo quiero dormir y ya. Leer tu artículo me da otras opciones, pero también se para lograrlo debo ser un poco disciplinada. Felicitaciones, y prometo tomar alguna para que mi permanencia en casa sea más agradable junto a mi hermosa familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *